Categorías
injusticia lucha Preicanismo Resiliencia

Desenmascarando a PromoEsport

Espectáculo, pasión y entretenimiento. El mundo del deporte se caracteriza y se asocia permanentemente a los términos que acabamos de citar. Centenares de millones de personas a lo largo y ancho del globo terrestre vibran y se emocionan con su equipo y su deporte favorito. Este fanatismo se eleva de forma exponencial cuando hablamos de fútbol, deporte rey por excelencia en Europa y gran parte del mundo y con una tradición y una mística centenaria.

Aficionados enfervorizados, futbolistas elevados a la categoría de ídolos y con sueldos e ingresos millonarios cada temporada y directivos bien vestidos y con buen porte. Aparentemente nada puede fallar en esta maquinaria perfecta de construir dinero que es la industria del fútbol pero nada más lejos de la realidad. Como todo en esta vida tras los rostros alegres y las sonrisas que nos alumbran con cámaras de alta tecnología se esconde una cara B, una parte oscura rodeada de intereses ocultos y miseria y alejada del gran público.

Como en todo negocio millonario son muchas las partes que intervienen en el negocio del balón, desde televisiones que adquieren los derechos de emisión a golpe de talonario a diferentes empresas de publicidad hasta llegar finalmente al foco que marca nuestro artículo, las empresas de representación. Son los líderes en la sombra de este deporte, los encargados de ejercer traspasos y transacciones millonarias entre clubes y los responsables de mover a los futbolistas como si de piezas de ajedrez en un tablero se trataran.

Este tipo de entidades han rebasado la línea de la representación deportiva y se han convertido en corporaciones multidisciplinares que alardean de ser además especialistas en temas jurídicos y patrimoniales. Aseguran ser entes que velan siempre por el bien económico y familiar del deportista y por asegurar su tranquilidad y seguridad en el ámbito jurídico pero ¿esto es realmente así siempre?

Recientemente hemos sido testigos directos y parte activa de un caso sumamente grave y negligente entre la empresa PromoEsport y José Rodríguez (futbolista más joven de la historia en debutar en la liga de campeones con el Real Madrid). Como tantos otros futbolistas jóvenes el alicantino decidió depositar su confianza en esta agencia de representación para poder ayudarle en su carrera deportiva. El contrato de representación que tenía con PromoEsport era absolutamente ambiguo y con una gran falta de transparencia a la hora de establecer el pago de los honorarios para la agencia de representación. Este modus operandi es muy habitual en el sector donde reiteradamente no se aclaran los términos de los contratos y hacen firmar de mala manera a los futbolistas reconocimientos de deuda sin que realmente sepan lo que están firmando.

De la noche a la mañana José Rodríguez se encontró con una demanda civil donde se le reclamaba la cuantía de 600.000 euros. PromoEsport, esa empresa que tanto cuidada los intereses jurídicos de sus representados demandando a su cliente. Popularmente se piensa que los futbolistas debido a su solvencia económica y fama son inmunes a este tipo de hechos pero nada más lejos de la realidad muchos deportistas de élite están permanentemente mal asesorados y se ven muy afectados por este tipo de situaciones algo que perjudica gravemente su rendimiento deportivo en el terreno de juego.

Cuando sucedieron estos hechos José busco amparo en los abogados de su club, los cuáles hicieron una gestión cuanto menos dudosa en la defensa de los intereses del futbolista. Desesperado y no conforme con la situación José decidió buscar una segunda opinión y decidió ponerse en contacto con Preico Jurídicos. Una vez pudimos recibir su caso y revisar toda la documentación del contrato pudimos corroborar que estas exigencias no eran acordes a lo firmado y no se ajustaban a la realidad legal del acuerdo establecido. Seguimos revisando y además la demanda que habían presentado en el juzgado no anexaba unas cláusulas estipuladas en el contrato las cuáles daban razón al testimonio de José Rodríguez.

De la noche a la mañana los hechos habían dado un vuelco completo. No sólo la demanda carecía de sentido y de fundamentos jurídicos sino que además los señores de PromoEsport habían comentido delitos de falsedad documental y estafa procesal manipulando la documentación para condiconar el fallo del juez y que el mismo fuera favorable a sus intereses.

Estos hechos tan sumamente graves han propiciado la apertura de dos querellas en el juzgado que desde Preico Jurídicos gestionaremos hasta sus últimas consecuencias. La manipulación, el engaño y las malas artes de PromoEsport no pueden quedar impunes. Este caso pionero en España estamos convencidos de que va a marcar un antes y un después en la justicia deportiva y servirá de modelo y referencia para futuras reclamaciones de similar carácter. Preico Jurídicos no se detiene ante nada ni nadie.

2 respuestas a «Desenmascarando a PromoEsport»

hola buenas tardes raul he visto un montón de vídeos tuyos y me pongo en contacto contigo porque acabo de ver el video de la compra de un volkswagen Passat y me llamo la curiosidad y revisando el contrato de la compra de un ford focus 2017 veo que tengo 13,76% TAE si pudiera hacer el favor de ponerse en contacto conmigo se lo agradecería eres de los pocos abogados que los tiene bien puesto muchas gracias y un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *