Categorías
Deudas lucha

El importante papel de la educación financiera

La educación financiera debería ser una asignatura de enseñanza obligatoria desde que somos niños. Son muchas las personas que se han acabado arruinando por no tener un control de gastos y no poder equilibrar su nivel de vida y de ahorros a sus ingresos.

Saber administrar nuestros ingresos y poder establecer un plan financiero es básico para poder tener un estilo de vida saludable y poder organizar nuestro día a día desde la tranquilidad.

En Preico Jurídicos tenemos un compromiso absoluto para poder ayudar e informar a las personas y queremos mostraros un plan financiero a modo de ejemplo para que pueda serviros de ayuda y referencia.

En el ejemplo que vamos a exponer a continuación utilizaremos la cantidad de 1000 euros como base para poder tener unas cifras redondas y que sea de fácil entendimiento.

Pues bien de un ingreso de 1000 euros la primera partida que debemos tener en cuenta cada mes es un 10% para el llamado diezmo. Este concepto es un dinero que se ahorrará y que nunca se debe tocar. Es el legado que debemos dejarles a nuestros hijos y seres queridos y que se irá acumulando a lo largo de nuestra vida.

Una vez que tenemos nuestro diezmo a buen recaudo la siguiente partida será destinada al ahorro. En esta ocasión será un 20% la cuantía que utilizaremos para este concepto. El ahorro será un dinero que apartaremos y que no se utilizará al menos en el plazo de un año.

Cumplidas las obligaciones de diezmo y ahorro debemos empezar a satisfacer nuestras necesidades básicas. Sin duda alguna la más importante es la alimentación. Tener una dieta sana y equilibrada es fundamental para disponer de energía y poder desarrollar de manera plena y eficaz nuestro día a día. Destinaremos una cantidad de 10 euros diaria para este punto.

Una vez que ya hemos cumplimentado y cubierto esta importantísima necesidad invertiremos 100 euros al mes en ocio y diversión. Es muy importante darnos un pequeño capricho o salir de la rutina al menos una vez al mes. Para ello utilizaremos esta cantidad mensual para dedicarla a nosotros mismos.

El resto del dinero disponible se utilizará en gastos de transporte (nunca deben superar el 10% del total de ingreso mensual) así como en gastos de vivienda, bien sea alquiler, hipoteca o lo que corresponda en cada caso con los correspondientes suministros.

De esta forma podremos tener un control económico, una vida equilibrada y además iremos ahorrando y disponiendo de una paz y un respaldo económico. Recalcar que el ejemplo se ha elaborado con una referencia de 1000 euros al mes pero este mismo modelo se puede adaptar a cualquier ingreso mensual. Lo más importante es el concepto y saber que debemos ajustar nuestro estilo de vida al volumen de ingresos disponibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *