Categorías
Descubiertos Deudas LSO

LSO más económica gracias a un excelente trabajo

Todas las personas tenemos derecho a caernos, pero sobre todo tenemos la tremenda obligación  de levantarnos. Desde este despacho siempre hemos implementado al máximo este proverbio pues sabemos de primera mano lo que supone verte sin nada y la angustia y dificultad que ello conlleva.

Por todo ello hemos sido pioneros en la defensa de la LSO (Ley de la Segunda Oportunidad). Se trata de una ley muy desconocida aún para muchos de los estamentos e instituciones a ámbito nacional pero que permite a las personas la posibilidad de recomponer y reiniciar su vida.

Cada vez son más los clientes que nos llaman para poder hacer uso de ella y por nuestra parte no sólo estamos encantados de ello sino que además tratamos por todos los medios que el coste sea el menor posible para nuestros clientes. Es evidente que las personas que se acogen a esta ley no están en un buen momento financieramente hablando y por ello intentamos que el coste y el desembolso que tengan que hacer sea mínimo. 

Recientemente gestionamos de manera exitosa un caso de estas características en la Comunidad Valenciana y gracias al eficaz trabajo llevado a cabo por Estibaliz que reviso de manera exhaustiva todas las alternativas disponibles el cliente pudo acogerse a la LSO de manera rápida y económica tras dejar el tema sellado en notaría.

A todas aquellas personas que por desconocimiento criticáis esta ley os recomendamos que os informéis mejor antes de juzgar. Seguiremos trabajando de manera incansable en la defensa de nuestros clientes y en darles a conocer todos sus derechos.

Categorías
Descubiertos Deudas LSO usura

Preico Jurídicos pone fin a los abusos

El mundo en el que actualmente nos encontramos es un mundo basado en injusticias y en la falta de información de las personas sobre todo en lo que a operaciones financieras se refiere.

Preico Jurídicos es un proyecto que nace de la ilusión de Raúl Castañeda para combatir estos abusos y para poder hacer llegar a las personas la información correcta y los derechos de los que disponen.

Tomando como punto de partida la Ley Azcárate de 1908, rodeándonos de un excelente equipo de profesionales, de una tremenda ilusión y una confianza ciega en nuestras posibilidades y en nuestro trabajo arrancó este ambicioso proyecto que no se detendrá ante nada en su lucha contra la infame lacra de la usura.

Pelearemos y defenderemos los derechos de nuestros clientes a lo largo y ancho de todo el territorio nacional y ninguna entidad se librará de nuestra cruzada contra los abusos.